Y tu mamá también a 20 años

La noche del 23 de marzo de 2003, en el famoso Teatro Kodak de Los Ángeles, se entregaban los premios de la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas de los Estados Unidos en su septuagésima quinta edición.

 

Por primera y única vez en la historia, dos películas en castellano competían por el premio a mejor guion original, hecho que en sí mismo ya significaba un triunfo simbólico para el cine  roducido en español. Por un lado Hable con ella, décimo quinto largometraje del aclamado director manchego Pedro Almodóvar. Por el otro Y tu mamá también, el regreso a filmar en México del entonces prometedor realizador Alfonso Cuarón, que había trabajado en el libreto con su hermano Carlos, y ya había demostrado muy buenas maneras detrás de la cámara con cintas como Sólo con tu pareja, La princesita y Grandes esperanzas. Mas allá de que esa noche los académicos de Hollywood se decantaron por Almodóvar, que se llevaría el segundo Óscar de su carrera tras ganar el primero con Todo sobre mi madre, el destino tenía guardado para Cuarón un futuro más que exitoso para sus próximos proyectos.

un ensamble de talentos que nos recuerda el éxito de un proyecto cinematográfico

Mas allá de lo sucedido en aquella gala, y de la verdadera relevancia de los premios, Y tu mamá también significa muchas cosas en la obra de un cineasta como Alfonso Cuarón que con ella conseguía una película divertida y profunda al mismo tiempo y que daba muestra de una temprana madurez como autor.

 

De entre sus muchos atributos, que comienzan con el guion Inteligente que ya nos ocupó al inicio de este texto, es justo destacar en primer lugar el uso de una voz en off brillante que aprovecha el talento de Daniel Giménez Cacho para aportar elementos narrativos relevantes y un comentario social más que pertinente. Una reflexión que construye, de manera paralela al avance de la trama de la cinta, el retrato de un país donde la violencia y la injusticia, el clasismo y racismo, son el pan nuestro de cada día. Un elemento que funciona como complemento ideal para acompañar las aventuras de tres protagonistas entrañables – Luisa, Tenoch y Julio- a quienes seguiremos en un viaje que, como en todo road movie y todo coming of age que se precie de serlo, les cambiará la vida.

 

Hay, detrás de la unión de estas tres soledades, y de las tensiones que generan con todo lo que les sucede, un ensamble de talentos que nos recuerda que el éxito de un proyecto cinematográfico empieza en el momento de elegir al reparto.

 

Así, Maribel Berdú aporta una mezcla única de sabiduría, fragilidad y erotismo que contrasta con la simpatía, torpeza y ganas de comerse el mundo de dos amigos, Gael García y Diego Luna, que no saben muy bien  cómo y porqué empezaron a serlo. Entre los tres, y todo lo que consiguen al ser dirigidos por Cuarón, se logra una tensión sexual y una química únicas que terminan traduciéndose en momentos mágicos y secuencias memorables.

 

De ese modo una canción de Marco Antonio Solís se puede convertir en un himno, el decálogo de un grupo de amigos en un modo de vida y un viaje a la playa en la aventura más grande del mundo.

Al final, y además de todo lo dicho hasta ahora, hay en Y tu mamá también un poder especial que se desprende de una mirada certera y nostálgica que voltea hacia atrás y recuerda a aquellos amores y amigos que ya no están. A los que fuimos y ya no somos. A los que nunca, aunque soñábamos con ello, llegamos a ser en realidad. A la agridulce certeza de despedirse para siempre.

 

Frente al inevitable paso del tiempo, algunas películas pierden potencia con los años. En el caso de este  clásico concebido por los hermanos Cuarón sucede lo contrario y el hecho de que se vuelva a proyectar siempre será una buena noticia. Though it changed hands frequently over the following decades, the United Artists Theater stayed active as an arts venue until 1989, including a long stint as a Spanish-language movie house, and later as the broadcast site for televangelist Dr. Gene Scott. Following a meticulous restoration of the then-vacant movie palace, Ace cut the ribbon on The Theatre at Ace Hotel in February of 2014 — and we’ve been doing our best to honor the maverick spirit of its founders ever since.

 

Though it changed hands frequently over the following decades, the United Artists Theater stayed active as an arts venue until 1989, including a long stint as a Spanish-language movie house, and later as the broadcast site for televangelist Dr. Gene Scott. Following a meticulous restoration of the then-vacant movie palace, Ace cut the ribbon on The Theatre at Ace Hotel in February of 2014 — and we’ve been doing our best to honor the maverick spirit of its founders ever since.

El more

Fernando Moreno Suárez, El More, es académico de tiempo completo en la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México donde coordina el subsistema de cine.

 

Es socio fundador de Productora Los Olvidados, conduce y dirige El cine y… en Ibero 90.9 FM y es colaborador habitual de diferentes medios especializados en cine.

 

Es asesor de programación del Festival de cine latinoamericano de Portland y miembro del consejo del Festival de cine judío en  México.

Magazine made for you.

Featured:

No posts were found for provided query parameters.

Elsewhere: